sábado, 10 de julio de 2010

Ojalá y amen.


se supo en aquél tiempo
-velador de tanto tiempo-
de sensaciones artesano,
cuenta cuentos de bellos sentimientos,
guardián y relator de las caricias para el alma,
obrero de mandil de cuero al derribar paredes,

desde ingeniero o arquitecto
hasta albañil constructor
de orgasmos compartidos,
pintor,
decorador de los deseos en piel de pecho,
espalda,
piernas,
y
alma,

profesional suspirante
de los besos dados
y de aquellos que se le durmieron
por descuido en los labios del eterno sueño,

piloto,
aladino y copiloto,
de sueños,
globos aerostáticos,
alfombras,
suelos,
duelas,
sábanas y sedas voladoras,

irónico verdugo de las flores
que con tibio titubeo
auguraban con un pétalo arrancado
un te amo
y con lágrimas aquel siguiente
que con rabia expresaba
un no te quiero

cartero en jefe y escritor constante
de versos enviados
en palomas de humo mensajeras
que esperanzado
y
desesperanzado
escritor,
sobrio,
ebrio,
y loco se erigió custodio
del tamborileo de los dedos Morse
que repiten - . / .- -- --- y repiten - . / .- -- ---
y
pésimo doctor del toc toc honesto
de la sístole y la diástole
que a veces,sólo a veces,
tiene vida en el pecho

emprendedor de horizontes
payaso y arlequín en días de bruma,
jugador,
apostador,
apóstol ganador de lunas,
y pobre perdedor del tiempo empeñado

pensador de flores pensamientos,
sin ira filosofo del celo,
escritor
de epílogos sin fin entre paréntesis
con un
hasta pronto para siempre


hoy que sabe
que se le ha partido el tiempo,
se sabe romántico creyente,
amante de la vida que siempre viene en bello verso,


y hoy -ojalá y amen-
que casi vive medio vivo
y vive medio muerto
cree
que el recurso que la vida uso en él
para no volverlo un desocupado,
es haberle dado... ojos de poeta.

Due® 9.7.10



.

No hay comentarios: