miércoles, 3 de febrero de 2010

Chispas





Se están apagando, cariño, los cirios
de las habitaciones en donde desde tu adiós
les hago el duelo a tu amor y tus ausencias,
se va terminado el oxigeno de esos cuartos
recorridos en pequeñas idas y angustiosas vueltas
por las madrugadas,

se han abierto las persianas y la luz sirve
de pantalla al polvo que se talla la mirada,
las almohadas saladas se recobran con estilo,
tus aladinas sábanas se han soltado
de la cama en espera de otros vuelos,

se vislumbra, con pesar
lo que significabas en mis brazos,
en el amor, en los sueños
se comprende lo que vale el duelo,

la vida va ganando su partida en mis apegos,
las habitaciones se ventilan, los cirios
lo comprenden, aunque tercos aun titilan,

antes de que se apaguen lo repito,
dueles
duele, duelen tus ausencias
y las promesas incumplidas,
arden a rabiar el corazón y los kilómetros
de tiempo desde tu huida a la ausencia,

amor, aun quedan once chispas de pabilos
se termina el oxigeno,…
se está pagando el duelo…

Due® 3.2.10

2 comentarios:

José Antonio dijo...

Me gusta tu estilo, muy tuyo.
He disfrutado la lectura y la última estrofa, preciosa.

Begoña Egüen dijo...

Estimado amigo:
Muy bella su poesía, aún con ese toque de melancolía,
Mi más sincera felicitación por su versal.
Un cordial saludo.
BESIE